Capturar la atención de los clientes en la era de la distracción


Hoy en día existe para los consumidores un constante bombardeo de mensajes publicitarios lo cual hace que resulte natural la distracción de los posibles compradores ante las marcas.

Es por ello que se dice que la distracción del consumidor está ahora más fragmentada que nunca, debido a que pequeñas piezas de información y publicidad les impactan a lo largo del día, lo que hace que sea todavía más complicado para las marcas y los marketeros hacer que les recuerden. Ni siquiera la televisión es ya garantía de éxito.

Los consumidores ya no quieren prestarle una atención completa al televisor. Quieren ver sus programas favoritos pero, al mismo tiempo, navegar por internet, hablar con un amigo o comentar lo ocurrido en las redes sociales.

En un ecosistema de medios tan veloz, con bloqueadores de anuncios y la posibilidad de saltar la publicidad, la pregunta parece obvia. ¿Cómo se puede transmitir un mensaje de forma exitosa a una audiencia constantemente distraída?

Una persona revisa su teléfono móvil una media de ochenta veces al día, interactuando con todo tipo de contenidos mediáticos prácticamente en cualquier momento libre. Lo que indica que existen cientos de oportunidades diarias de alcanzar a la audiencia con el mensaje correcto en el momento contextual correcto.

Se dice que las empresas necesitan exponer un mensaje a la audiencia cinco veces para permanecer en su recuerdo. Pero en la era de la fragmentación, puede que ahora no sean cinco, sino diez o incluso quince. Por ello, las marcas necesitan asegurarse de que tanto su voz, su diseño, comunicación o estilo, en todas las plataformas, tengan un alto nivel de creatividad y control del mensaje, independientemente del lugar donde estén.

En definitiva, las marcas tienen una oportunidad sin precedentes para hablar con sus consumidores de una forma más individual y única. Pero todo debe estar adaptado al contexto de cada plataforma, permitiendo a la audiencia conectar con la marca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *