Turismo masivo en Japón


Uno de los 10 lugares favoritos por los turistas en el mundo es Japón y no es necesario explicar porque llama tanto la atención, su cultura tan diferente, sus costumbres y formas de ser tan respetuosas, son algunas de las cosas que causan impacto.

De hecho Japón se ha convertido en uno de los lugares con turismo masivo más importantes del mundo, el año pasado superó los 28 millones de visitantes, un aumento del 250% desde 2012.

Todo esto tiene a la población local, sobre todo a los comerciantes por un lado no muy contentos, debido a que los turistas muchas veces no entienden la cultura extremadamente respetuosa que vive en las ciudades de Japón.

Por ejemplo muchos de los locales se quejan de que algunos turistas hacen reservaciones de mesas en restaurantes y el mismo día cancelan la reserva, lo cual conlleva para el establecimiento perdida de dinero en materiales y tiempo, de la misma manera ocurre con turistas que se sientan en las barandillas frente a locales típicos japoneses y estropean las falladas haciéndose selfies, por dar algunos ejemplos.

Lo cierto es que Japón es un país donde se respeta al extremo el individualismo de los demás y por ende se espera que los demás también respeten el propio, este tipo de mentalidad es bastante diferente a la de países occidentales y esto ha sido una de las causas de que el gobierno de Japón implementara la nueva ley de alquileres privados, que se supone que ha sido redactada para cubrir una zona gris en materia legal referida a los alquileres de corto plazo –conocidos como minpaku–, las propiedades se pueden alquilar por un máximo de 180 días al año, y las autoridades locales pueden imponer mayores restricciones.

El resultado ha sido un desplome del número de propiedades japonesas disponibles en Airbnb. De más de 60.000 viviendas disponibles esta primavera, a sólo 1.000 antes de la entrada en vigor de la ley. La nueva legislación ha obligado a la empresa a cancelar las reservas de los turistas que habían elegido propiedades sin registrar para estancias posteriores al viernes pasado, y las compensaciones a los clientes le costarán unos 10 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *